La importancia del calentamiento

calentamiento

El calentamiento es una de las fases más importantes del entrenamiento, y por ese motivo, es necesario no solamente saber que es fundamental realizarlo adecuadamente, sino, hacerlo bien para preparar los músculos para la batalla y prevenir lesiones.

Es imprescindible para todo aquél deportista, ya sea o no profesional, ponernos a punto antes de empezar a entrenar. Nuestro cuerpo tiene que estar preparado para darlo absolutamente todo, y hay que empezar por hacerlo de forma progresiva antes de hacer un esfuerzo más intenso.

Al calentar músculos y articulaciones, prevenimos tener lesiones que, posteriormente, nos puedan retrasar a la hora de entrenar, como pueden ser esguinces, lesiones musculares como desgarros y otras muchos por no llevar adecuadamente trabajado nuestro cuerpo.

Si tuviéramos que definir “calentamiento” diríamos que es “la actividad física suave y progresiva que se realiza previa a un esfuerzo físico más intenso posterior, con el objetivo de preparar al deportista y poner en funcionamiento los tejidos y el resto del organismo, reduciendo al mínimo el riesgo de lesión”.

Su duración puede ser de 15 a 30 minutos aproximadamente, y, en función de distintos factores como la edad, el deporte que se practica, las condiciones ambientales en las que se realiza o el tipo de deportista, se realiza de una forma o de otra.

Los ejercicios deben seguir una progresión suave, subiendo las pulsaciones poco a poco, eso sí, sin superar el 70% de nuestro ritmo cardíaco.

El calentamiento general es aconsejable para cualquier persona y disciplina deportiva, siguiendo el mismo patrón en todos los deportes, y cuyo objetivo es prepararnos a nivel cardiovascular, oseo-articular y muscular. Con ello, se pretende aumentar la frecuencia cardíaca y se aporta más sangre a los músculos, aumentamos la temperatura corporal, la elongación muscular. También se aumenta la coordinación intra e intermuscular, así como se preparan ligamentos y tendones para el deporte.

El calentamiento específico es la parte final de la preparación, y son actividades relacionadas con la actividad concreta, implicando a los músculos que usaremos. Produce modificaciones a nivel muscular, psicológico, cardiovascular…

En un calentamiento encontramos varias etapas:

  • La de movilidad articular, en la que se calientan todas las articulaciones del cuerpo.
  • Fase de activación cardiovascular
  • Estiramientos dinámicos y estáticos de los músculos
  • Ejercicios propios del deporte.

Si tienes dudas, puedes consultar a cualquiera de nuestros técnicos en Century Fitness.

El entrenador personal, buena opción para optimizar tu entrenamiento.

Entrenador- personal

Hoy en día somos muy conscientes de la importancia que tiene estar saludables, como dice el proverbio, mens sana in corpore sano, y por eso, asistimos a la proliferación de gimnasios y centros deportivos. Una de las figuras importantes del gimnasio, y recientemente llegada a Century Fitness con nuestro servicio de entrenamiento personal, es el entrenador personal o personal trainer, un profesional cualificado que se adapta completamente a las necesidades del usuario para ayudar a sacar el máximo rendimiento del entrenamiento, sea cual sea el nivel de la persona.

No importa si eres profesional en la práctica de un deporte o aficionado, un entrenador personal estudiará tu caso, tus condiciones físicas y hábitos, y creará un plan específico para ti, y te dará ese extra de motivación que necesitas para darlo todo y alcanzar una mejor versión de ti mismo.

Ahora bien, no debes conformarte con cualquiera que se diga entrenador personal.

Un entrenador personal debe estar cualificado, con un título homologado y acreditado por algún organismo oficial.

Además, al ser un entrenador que va a trabajar contigo directamente y vas a crear con él un vínculo especial, el entrenador personal debe ser capaz de transmitir entusiasmo por el entrenamiento y de motivar a las personas para que sigan dando el máximo de ellos mismos.

Es muy importante, no, fundamental, que el entrenador personal sepa estructurar y planificar muy bien y de forma lógica las sesiones de trabajo, y, por supuesto, debe ser capaz de adaptarlas a las necesidades de cada uno, estableciendo objetivos realistas y alcanzables a corto, medio y largo plazo. Y debe ser también capaz de transmitir adecuadamente qué tenemos que hacer, cómo y porqué.

Si te preguntas qué beneficios tiene un entrenamiento personal te podemos decir que con él reducimos el riesgo de sufrir lesiones, pues el entrenador personal te corregirá y te dará las pautas correctas, para que entrenes con total seguridad.

A la hora de llevarlo al plano personal, encontrarás una mayor motivación, ya que el entrenador conoce aspectos que, tal vez, los entrenadores de sala no conocen, y está más pendiente en algunos aspectos. La mente es muy fuerte, y con la ayuda de un PT, el pensamiento del “no puedo” estará fuera muy fuera de la tuya.

Por otro lado, tienes la tranquilidad de que el entrenamiento está especialmente diseñado para ti, adaptados a tus necesidades, objetivos y características, consiguiendo unos resultados más rápidos que si lo haces tú solo, de una forma mucho más eficaz.

Por último, pero no más importante, muchos entrenadores personales cuentan con conocimientos de Fisioterapia y Nutrición, lo que te aportará información adicional muy interesante.

Por todos estos motivos te recomendamos contratar los servicios de un Personal Trainer, y en Century Fitness puedes hacerlo.

¿A qué esperas para sacar tu mejor versión?

 

 

 

El estudio de la pisada

estudio-pisada

Una de las actividades más comunes a la hora de entrenar y que, hoy por hoy, más éxito está teniendo entre los deportistas es el running, ya que se trata de un ejercicio que puedes realizar indoor o en la calle y que es está al alcance de todos.

Pero el correr no simplemente es eso, sino que conlleva la necesidad de ir bien equipado, con unas buenas zapatillas, algo de lo que hablaremos en el siguiente post, y de conocer muy bien cómo es tu pisada, para saber, entre otras cosas, qué zapatillas comprar. Se trata del estudio de la pisada.

Si eres corredor, o si no lo eres, es más que recomendable que realices este estudio, puesto que te permite ver las deficiencias y alteraciones mecánicas que pueda presentar tu cuerpo, para así poder mejorar el confort y el rendimiento deportivo, y que realizamos en Century Fitness en nuestro gabinete de podología.

El estudio biomecánico de la pisada puede ayudarnos a averiguar algo que no todo el mundo sabe, y no es otra cosa que saber cómo pisamos, si somos pronadores o supinadores, y, por lo tanto, nos permitirá decidir qué zapatilla es la mejor para nosotros o si necesitamos utilizar plantillas especiales para salir a correr.  El estudio de la pisada también te puede ayudar a prevenir lesiones y a realizar una carrera más eficiente y efectiva.

Entre los datos que nos proporciona un estudio de la pisada está la detección si hay en nuestro cuerpo descompensaciones o desequilibrios en nuestra postura, o incluso si existe alguna lesión de la que no nos hayamos percatado en las rodillas, los pies o las caderas. Te permite descubrir y a conocer mejor cómo funciona tu cuerpo.

Eso sí tienes que tenerlo en cuenta: un estudio realizado en un centro médico, un estudio clínico, es diferente al que se puede hacer en un centro o establecimiento deportivo, ya que con el estudio de la pisada clínico, vamos a tener, con casi toda seguridad, un diagnóstico mucho más completo y con orientación sobre lesiones antiguas y prevención de lesiones futuras, o incluso nos va a decir si necesitamos visitar a un fisioterapeuta. Generalmente, en este tipo de estudio preguntan por tu historia clínica y el tipo de entrenamiento que realizas y con qué frecuencia, y, luego, se realizan varias pruebas en las que, entre otros aspectos, se analizan y se valoran los rangos de articulaciones como pueden ser los tobillos, las rodillas y las caderas.

 

 

En Century Fitness te ofrecemos este estudio dentro de nuestro Tarifa Premium.

¡Ven a conocernos!

¿Por qué hacer Pow Camp?

Algunas de las actividades que más éxito tienen a la hora de ponerte en forma en los gimnasios en Sevilla son las actividades de cardio, aquellas que te suben las pulsaciones hasta límites insospechados y casi te dejan sin aliento, como el Pow Camp.

El Pow Camp es una actividad de muy alta intensidad en la que se realizan movimientos y golpes del boxeo y otras artes marciales, como pueden ser el karate o el muay thai, sin golpear a nada, simplemente al aire, motivo por el que es necesario asegurarse de que no lo haces con demasiada intensidad, pues podrías lesionarte.

Si quieres desarrollar y aumentar tu forma física, el Pow Camp es perfecto, pues son asaltos coreografiados con música de diferente intensidad en cada uno durante una clase que puede durar unos 50- 55 minutos, y en la que puedes perder alrededor de 500 calorías en una hora de trabajo intenso.

En las clases de Pow Camp tienes que poner intensidad en cada movimiento para que dé resultado, pero, también debes controlar la técnica, pues te ayudará a hacer una clase más efectiva cada vez, y siempre teniendo en cuenta no excederte para no lesionarte. Lo mejor es que sigas a tu entrenador.

No es complicada una clase de Pow Camp, pues usamos movimientos básicos, como patadas, saltos y golpes con los que trabajamos tanto tren inferior como superior y core. Es una actividad muy completa.

Una clase de Pow Camp consta de:

  • Calentamiento: irás calentando tu cuerpo y haciéndolo a los movimientos, así como irás preparando también tu mente.
  • La sesión propiamente dicha: aquí tendrás varios combates con un pequeño descanso entre ellos. Aquí es donde se desarrolla plenamente el trabajo duro.
  • Abdominales y estiramientos: es la parte final de la clase, en la que harás trabajo abdominal y estirarás los músculos después de un trabajo bien hecho.

¿Qué tiene el Pow Camp que otras actividades no?

El Pow Camp trabaja muchos grupos musculares, la resistencia, pues es de alta intensidad y no tiene de descansos largos. Además, en una buena clase vas a quemar mucha grasa y muchas calorías, y además, tonificas tu cuerpo.

También trabajamos la parte central de nuestro cuerpo, el Core, pues la gran mayoría de golpes y movimientos que hacemos en clase nacen de ahí, fortaleciéndolo de forma intensa.

Por supuesto, también mejorará tu coordinación al ser movimientos controlados de casi todas las partes de tu cuerpo, así como la flexibilidad, la potencia y la explosión. En el Pow Camp, a diferencia de otras disciplinas, trabajas las tres. Los movimientos rápidos te dan potencia y explosión, y la amplitud articular, ayuda a mejorar la flexibilidad.

¿Por qué no te animas y te vienes a probarlo?

Entrenamientos en suspensión: el TRX

El TRX o entrenamientos en suspensión es un tipo de entrenamiento muy versátil y efectivo para trabajar mucho el core.

El TRX fue creado por el ejército norteamericano para mantener la condición física óptima para realizar el cumplimiento de su deber en el ejército, y lo practicaban en los muelles, en los cuarteles, en los barcos y submarinos. En estas instalaciones, los medios de los soldados para ejercitarse físicamente brillaban por su ausencia, y, para suplir esta necesidad, Randy Hetrick, creador del TRX, utilizó un cinturón de paracaídas cosido a mano con herramientas para reparar botes de goma. Con este cinturón y su propio peso, Hetrick y sus compañeros, desarrollaron y crearon una nueva forma de entrenar: el entrenamiento en suspensión.

El TRX mejora el entrenamiento de fuerza convencional porque cada ejercicio del entrenamiento en suspensión trabaja la fuerza funcional y mejora la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad de la parte central (core) del cuerpo al mismo tiempo.

Hoy en día, el TRX es el entrenamiento funcional favorito de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, debido a su gran efectividad y versatilidad, saliendo de los cuarteles para llegar a los deportes profesionales más importantes de EEUU. El entrenamiento en suspensión se convirtió rápidamente en parte fundamental de los programas de entrenamiento de cientos de deportistas profesionales.

En su forma más sencilla, el TRX usa la gran cantidad y variedad de movimientos y ejercicios y los principios del programa creados por el militar. Estos movimientos y ejercicios se diferencian de los ejercicios tradicionales en que las manos o los pies del usuario se sostienen por un solo punto de anclaje, mientras que el extremo opuesto del cuerpo está en contacto con el suelo. Cuando se usa el TRX, el porcentaje deseado del peso corporal recae sobre la zona corporal deseada y con una dinámica de movimiento de ejercicio. El único punto de sujeción del TRX proporciona una combinación ideal de apoyo y movilidad para desarrollar fuerza, resistencia, coordinación, flexibilidad, potencia y estabilidad de la parte central y con una elección amplia de resistencia.