, ,

Conserva el entrenamiento durante el verano con estos consejos

Tu equipo de profesionales de Century Fitness en Sevilla

El verano, lejos de lo que se piensa, es el momento ideal para mantener el cuerpo que hemos construido durante todo el año. Además, es posible entrenar durante el período estival a pesar de las altas temperaturas, siempre que se cuente con la precaución y la fuerza de voluntad necesarias, siguiendo estos consejos de Century Fitness para lograrlo. También hemos preparado unos consejos si quieres mantener una dieta equilibrada en verano que puedes leer en este enlace, para que puedas cuidarte durante este verano.

Aprovecha las zonas sin sol

Las altas temperaturas son uno de los mayores enemigos a la hora de decidirnos a entrenar. Por ello, es necesario planificar nuestra rutina de entrenamiento y, en caso de no poder acudir a tu gimnasio, optar por lugares al aire libre donde la sombra se encuentre disponible. Entrenar a pleno sol nunca es recomendable, y menos en época de verano, pero es posible siempre que encuentres ese sitio al aire libre donde poder entrenar sin preocupaciones.

Mantente hidratado

Lo ideal es beber agua para mantener la temperatura corporal cada 20 minutos de entrenamiento, incluso en entrenamientos dentro del agua. De esta manera, evitaremos los golpes de calor tan propios de entrenar en verano o desfallecimientos causados por las altas temperaturas características de este período.

Es muy importante mantener nuestro cuerpo hidratado durante nuestra rutina de entrenamiento, y no solo después. El calor durante la época de verano es intenso y aunque no se note puede acarrear problemas durante nuestra rutina. Lo mejor es usar agua para hidratarnos, pero también podemos optar por bebidas isotónicas para recuperar sales minerales. Siempre se debe optar por bebidas sin azúcar añadido para que nuestro entrenamiento de verano no resulte en vano.

Los síntomas de una mala hidratación durante nuestro ejercicio en verano pueden ir desde dolor de cabeza intenso hasta sequedad en la boca o en los ojos.

Opta por entrenamientos por la mañana o por la noche

Los rayos solares tienen más incidencia durante las horas principales de la tarde. Así, normalmente los entrenamientos a las 15:00 horas o las 16:00 horas de la tarde no están recomendados por lo general, pero en verano es algo realmente inviable. Esas horas serán las principales a evitar, intentando adaptar nuestras rutinas de entrenamiento a las primeras de la mañana o las últimas de la tarde.

La exposición solar disminuye en estas horas y además existe una temperatura más agradable en estos horarios.

Usa ropa cómoda transpirable

El vestuario es algo muy importante durante la práctica deportiva y en verano adquiere un matiz aún mayor. Los mejores tejidos son aquellos que permiten una transpiración más eficaz y rápida y aquellas y prendas que no se ciñan demasiado al cuerpo. Además, dada la alta exposición solar la cabeza debería estar cubierta en nuestros entrenamientos veraniegos.

Usa crema solar

Los rayos ultravioletas del sol son uno de los mayores enemigos de nuestra piel en verano debido a que es el momento del año en el que más expuestos estamos. Podemos sufrir quemaduras solares y acarrear problemas a largo plazo, por lo que siempre que vayas a practicar alguna rutina deportiva este verano recuerda protegerte, incluso en la sombra, con tu protector solar usual.

F. Vázquez

 

recupera tu estilo de vida.
Entrena el tiempo que necesites: 1,2 ó 3 semanas

Queremos que reactives tu actividad física y que cuentes con una vida activa. Por ello, queremos ayudarte en tu comienzo ofreciéndote los días que necesites para ello. Solicita información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *