¿Es bueno hacer ejercicio con agujetas?

Si hay algo que todo el mundo odia en el gimnasio es entrenar con agujetas. Este tipo de rigidez puede ser muy dolorosa e impedirte ejercer la fuerza necesaria para realizar los ejercicios de tu rutina deportiva. Las agujetas son el resultado del daño muscular producido durante los entrenamientos. Con estos dolores, mucha gente se pregunta si el entrenamiento con agujetas será saludable para nuestro cuerpo o no. Otras personas optan por reducir el volumen de entrenamiento o las pesas que utilizan en los ejercicios para no experimentar este dolor.

¿Quieres saber si es bueno entrenar con agujetas? En Century Fitness te lo explicamos todo.

¿Por qué salen las agujetas?

La rigidez o agujetas es el resultado del daño muscular durante los entrenamientos. Cuando sometemos al músculo a un estímulo intenso, liberamos ácido láctico en el mismo como desecho después del metabolismo del glucógeno muscular. Esto hace que este ácido se acumule y cause dolor en los días siguientes. Normalmente, el dolor máximo llega unas 48 horas después del ejercicio.

No tiene por qué ser un ejercicio demasiado extenuante o intenso lo que provoque este dolor. Simplemente, puede darse en personas que no están acostumbradas a hacer ejercicio y que, de repente, inician una rutina de ejercicios, lo que provocará el dolor de la rigidez. Hay varias formas de quitar las agujetas, pero siempre es mejor no tenerlas.

En el caso de las personas que están acostumbradas al ejercicio físico, estas agujetas se producen cuando se entrena más y más intenso de lo habitual, lo cual causará más daño muscular. Romper estas fibras también provocará que tengamos más dolor al movernos y realizar entrenamientos de fuerza. Sin embargo, el hecho de que tengamos rigidez no significa que debamos dejar de entrenar o hacerlo con menos carga o intensidad.

Cuando entrenamos a una determinada intensidad y con un volumen de entrenamiento adecuado a nuestras capacidades, no tendremos estas agujetas. Es normal que al principio tengamos más fatiga y dolor, al intentar vencer esta resistencia que suponen las cargas o el peso que ponemos en las máquinas y las mancuernas. Por otro lado, si cada vez que tenemos agujetas reducimos nuestro volumen de entrenamiento o su intensidad, no permitiremos que se creen adaptaciones neuromusculares en nuestro cuerpo.

La importancia de progresar

Un entrenamiento se estanca si hacemos lo mismo una y otra vez. Es necesario variar el peso, las repeticiones, la tensión mecánica ejercida durante el ejercicio, modificar los tiempos de descanso, etc. para que la rutina funcione. Si no lo hacemos no avanzaremos hacia nuestro objetivo. Ten en cuenta que las agujetas no tienen por qué ser buenas o malas.

Cuando aumentamos nuestro nivel de carga en las máquinas es normal que aumente el daño muscular. Sin embargo, nunca debemos trabajar en la insuficiencia muscular. El fallo muscular es la repetición que no podríamos hacerla sin ayuda. Si en todas las series o en todos los ejercicios llegamos a una insuficiencia muscular, aumentaremos el estrés que sufre el músculo durante las sesiones y se agotará antes. Esto no solo hará que se rompan más fibras y su daño sea mayor, sino que la recuperación será más lenta, aumentará el riesgo de lesión y aparecerá el dolor en forma de lesión o agujetas.

Si has estado entrenando en una rutina de ejercicios durante mucho tiempo, debemos progresar. Cuantos más levantes, más esfuerzo necesitas. Sin embargo, si aumentamos gradualmente la carga, no debería aumentar el daño muscular.

Para que lo entiendas mejor te damos un ejemplo. Imagina que llevamos 3 semanas haciendo press de banca en el que ponemos un total de 60 kg de cargas. Si en la cuarta semana ponemos 75 kg, aumentaremos mucho la carga de una vez. Si queremos realizar el mismo número de repeticiones y series con este peso, provocaremos un daño muscular excesivo y, como consecuencia, aparecerán las agujetas. Lo ideal es ir aumentando este peso poco a poco para crear adaptaciones.

¿Es bueno entrenar con agujetas?

Cuando llevamos un tiempo haciendo la misma rutina (más o menos 3 o 4 meses), vemos que nuestro cuerpo está completamente adaptado y no avanza lo suficiente. Es en este caso cuando debamos cambiar nuestra rutina, para modificar los estímulos que reciben nuestros músculos. Probablemente, los primeros días en los que realizaremos la nueva rutina serán en los que tengamos agujetas.

Sin embargo, entrenar con agujetas no debería ser un problema. Con un buen calentamiento y estiramientos adecuados, reduciremos el dolor del daño. Si paramos el entrenamiento o disminuimos el volumen de entrenamiento y su intensidad para que no duela demasiado, nos aseguraremos de que el cuerpo no se adapte a este entrenamiento. De modo que si volvemos a repetir este entrenamiento volveremos a tener agujetas o rigidez.

Por lo general, recuperamos las agujetas en tan solo 3-5 días. Estas son muy dolorosas y la que no nos permiten hacer ejercicio tardan más en recuperarse. En caso de que tengas este tipo de agujetas, considera que no tienes que hacer un entrenamiento como este de momento. A medida que avanza la experiencia del gimnasio, nos acostumbramos a adaptar el volumen de entrenamiento a nuestro propio rendimiento. Cuando encontremos el volumen exacto, no tendremos dolor y solo unas pocas molestias o mini agujetas los días en que apliquemos sobrecarga progresiva.

¿Cuándo no entrenar con agujetas?

Hay ocasiones en las que es mejor no entrenar con agujetas. Estos casos son en los que estas agujetas son demasiado dolorosas de manera que no nos permiten realizar ningún tipo de movimiento básico. En este punto, el cuerpo nos pide un descanso absoluto para recuperarnos poco a poco.

En todos los demás casos, siempre que puedas entrenar, es mejor hacerlo al mismo ritmo que de costumbre. Hay formas de ayudar a curar el dolor muscular, como hacer un buen calentamiento antes de la rutina de entrenamiento con pesas, estirar las articulaciones y los músculos correctamente y usar medicamentos antiinflamatorios para reducir el dolor.

Desde Century Fitness esperamos que con esta información resuelvas tus dudas sobre si debes entrenar con agujetas o no.

F. Vázquez

En Century Fitness, gimnasio especializado de Sevilla, tenemos diversas opciones de entrenamientos y dietas para que consigas la figura que tanto deseas.

 Queremos que reactives tu actividad física y que cuentes con una vida activa. Por ello, queremos ayudarte en tu comienzo ofreciéndote las semanas que necesites para ello. Solicita información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *