, , ,

Cómo mejorar nuestro Sistema inmune con ejercicio físico

sistema inmune y deporte

Desde tu gimnasio Century en Sevilla queremos ofreceros algunos consejos de como mejorar nuestro sistema inmune con ejercicios físicos.

Por eso hemos querido contaros todas las ventajas que tiene el ejercicio para tu sistema inmune, además te proponemos recomendaciones de ejercicios, clases y estilo de vida que os vendrán genial para fortalecer tu sistema inmune además de mejorar vuestra vida cotidiana. Todo esto avalado con estudios científicos.

El ejercicio físico es una actividad que mejora sustancialmente nuestra forma física, ayudando de esa forma a nuestro sistema inmunitario. Por eso si de forma regular realizamos distintos tipos de ejercicios, ya sea de alta intensidad o no, podemos mejorar nuestro sistema inmunológico. Y de esa sencilla forma ayuda a prevenir los contagios de virus y bacterias.

El principal beneficio del entrenamiento, según la evidencia científica, es que existe un efecto protector del ejercicio ante la inflamación, que vendría mediado por la reducción de la grasa visceral y la inducción de citoquinas antiinflamatorias con cada sesión de ejercicio. Al reducir la grasa visceral y ganar en fortalecimiento muscular, ganamos nuestra respuesta inmunitaria.

Este efecto podría ser beneficioso para el organismo, teniendo en cuenta que la inflamación, sobre todo cuando es crónica, está implicada en la patogénesis de la resistencia a la insulina, ateroesclerosis, neurodegeneración y crecimiento tumoral.

Otros beneficios:

  •  A nivel respiratorio Ayuda a eliminar bacterias de los pulmones y las vías respiratorias. Evitando resfriados o gripe.
  • El ejercicio ayuda al sistema linfático a fluir mejor, lo que permite que combatas mejor las infecciones y otras enfermedades.
  • A nivel psicológico el ejercicio moderado ayuda a reducir los niveles de cortisol, estimula la segregación de endorfina y oxitocina (lo que promueve la sensación de bienestar), reduciendo los niveles de estrés y ansiedad, causantes directos de las bajadas de defensa, manteniendo tu capacidad para combatir los antígenos.
  • Eleva la temperatura corporal, sobre todo con ejercicio aeróbico, durante e inmediatamente después del entrenamiento lo que impide el crecimiento de bacterias.

Además el ejercicio puede prevenir que en caso de estar pasando una enfermedad esta se haga mucho más llevadera, ya que tendremos una mejor capacidad de autonomía, mejor capacidad cardiorespitaria, densidad ósea y movilidad.

Así que ya sabes, si quieres tener un sistema inmune a prueba de balas, el ejercicio es una herramienta fundamental para cuidar nuestro cuerpo y mente de cualquier peligro externo.

Cómo entrenar para fortalecer nuestro sistema inmune

  • Es recomendable sesiones de entrenamiento de intensidad media no más allá de los 30 minutos de entrenamiento.
  • Clases como pilates, zumba, bodytonic, etc, son recomendables por su intensidad media/baja.
  • Las sesiones de entrenamiento de la movilidad y estiramientos son interesantes para mejorar otros aspectos de la calidad de vida.
  • Clases como boxtraining, hit o power tendrán un efecto beneficioso para combatir el estrés y así tener un sistema inmune más protegido.
  • Los hipopresivos y el pilates te ayudarán a mejorar tu capacidad pulmonar.
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *